necesidad de la traduccion en las empresas smart translators 1 840x430 - Necesidad de la Traducción en las Empresas
0Shares

El lenguaje y la comunicación es el eje fundamental a partir del cual todas las decisiones empresariales tiene su sustento. Este artículo presenta los avances de investigación necesidades de traducción en las empresas colombianas encontrados en 34 empresas medianas y multinacionales. Este avance formula la importancia de promover la formación especializada de traductores con un perfil específico para las organizaciones.

Los resultados encontrados demuestran que el traductor que requiere la empresa actual es un intraempresario que genere valor agregado al manejar en forma ágil datos en lengua partida y convertirlos en información en lengua de llegada dentro del contexto organizacional.

Tener al lenguaje y más específicamente a a palabra en dicho punto, en el centro de las prácticas empresariales, nos llevó a considerar un elemento que va ahora más allá y que alberga la proyección de la empresa en este esquema ya tan mencionado de la globalización de la economía. Aún cuando el idioma español se encuentre en alza y que las economías hispano-e iberoamericanas se proyecten a partir de una mayor concientización del valor del idioma, el inglés sigue y seguirá siendo por mucho tiempo el idioma del pensamiento económico y empresarial.

Para llegar a proponer un modelo de traducción o de traductor para las empresas y alcanzar a demostrar la necesidad de investigación y estudio de la traducción enfocada en las organizaciones, es primordial tener en cuenta primero un breve panorama de lo que comprende ser traductor o ejercer dicha profesión en un contexto general.

¿Qué es es un traductor?

El ejercicio de traductor es un oficio reconocido por el estado colombiano. Actualmente, quien se desempeña como traductor es una persona que trabaja desde su oficina para varios clientes ya sean individuos o personas que solicitan servicios de traducción de texto o de interpretación. Se le llama traductor freelance y su trabajo depende de su competencia para darse a conocer en el mercado.

Otro aspecto a considerar en el perfil del traductor es la escasa información especializada que ofrecen las universidades colombianas. A pesar de la demanda que existe al respecto, según el interés demostrado por los participantes del Encuentro Nacional de Traductores (150 personas provenientes de 15 universidades nacionales e internacionales) no existen suficientes programas especializados en traducción. No hay maestrías en traducción en Colombia.

Aunque la traducción no se considera como una profesión, ni existe reglamentación clara al respecto, como futuro estándar de calidad, la red de terminología COLTERM encabezada por la Universidad de Antioquia está encargada de elaborar las normas ISO/TC 37/SC sobre traducción y terminología. Este proyecto constituirá una base clara sobre la cual se regule la traducción en Colombia.

Esquema tradicional de la Traducción

El objetivo final de una traducción es el claro entendimiento de las intenciones y sentido comunicativo de un autor en la preparación de un texto. Un traductor debe ser conocedor no solo de la temática que se desarrolla en el texto, sino de múltiples aspectos que rodean el núcleo de la interacción comunicativa.

Establecer o definir los procesos más idóneos a seguir para obtener una buena traducción tiene como respaldo la investigación de diversos autores y teorías que han mostrado que se trata de un proceso en el que hay dos fases determinantes: “la fase de comprensión del texto de partida y la fase de la expresión de su mensaje, su contenido, en la lengua receptora o de llegada.” Traducir en cualquier contexto y por cualquier canal demanda un gran esfuerzo, una serie de operaciones cognitivas más complejas, que tiene por finalidad construir el sentido completo del texto origen y su estructura, reconocimiento en ella con profundidad y con conciencia metódica, aspectos como la gramática, la semántica, la sintaxis y quizás lo más importante, la cultura de las dos lenguas. Se recomienda por ello que el profesional traduzca a su lengua materna y conozca el tema o área de la traducción.

Algo que siempre es claro para todo aquel que se sumerge en el terreno de la traducción, es que no siempre es posible traducir los textos con estructuras totalmente equivalentes, razón por la cual, el traductor recurre con frecuencia a diversos procedimientos para asegurar la traducción de un texto determinado.

La traducción y el aporte de la tecnología informática

Consideramos necesario puntualizar en este acápite en tecnología informática, dado que desde sus inicios, el oficio de traductor se ha valido de distintas tecnologías, llámense diccionarios, glosarios o campos semánticos.

La tecnología a la que nos referimos de aquí en adelante, la que tiene que ver con procesamiento semántico y digital de la información, nos dejo de lado los desarrollos que ya la traducción analógica había alcanzado. Hoy en dia los métodos de traducción analógica se valen de las implementaciones de la traducción digital y viceversa. Considerando así a la traducción como una industria, encontramos que la superación de la llamada brecha digital, conlleva la superación de los límites que la traducción también pueda poseer.

Exploración de las necesidades de traducción en empresas Colombianas

A continuación, procedemos con la presentación cada vez más puntual de los avances de la investigación propuesta por el grupo de investigación lingüística, comunicación y traducción empresarial de la facultad de lingüística y comunicación organizacional de la universidad EAN, que precisamente ha servido de marco para este artículo y que explora las necesidades de la traducción en las empresas contemporáneas.

Sin duda alguna, el sector empresarial colombiano requiere a su vez de una fuerte línea de investigación que siente nuevas pautas para la evaluación del acto de traducir como una necesidad real de la empresa contemporánea.

Si se tiene en cuenta que el traductor decodifica un mensaje en la lengua de partida para codificarlo de nuevo en la lengua de llegada, interpretando las mediaciones del mundo actual, la traducción se concibe como un acto complejo de comunicación que afecta a dos espacios comunicativos diferentes, en los que intervienen muchos elementos más allá de los lingüísticos o textuales. No es simplemente un proceso entre dos lenguas diferentes sino entre dos culturas diferentes, es un proceso de comunicación intercultural.

Es evidente la necesidad de aumentar la competitividad y productividad de las empresas y organizaciones, hecho que solo se puede lograr con el desarrollo de profesionales altamente competitivos, formados en traducción especializada que generen valor a la empresa. Profesionales que conciban la traducción como proceso que facilita la gestión del conocimiento permiten asimilar, adaptar, generar y dar continuidad al conocimiento requerido por las empresas para enfrentar la competitividad y la globalización.

El traductor que requiere la empresa actual es un intraempresario que genere valor agregado al manejar de forma ágil datos en la lengua de partida y convertirlos en información en lengua de llegada dentro del contexto organizacional. Es quien integra información al Sistema de Información Empresarial (SIE), de forma tal que valida documentos que constituían simplemente datos en la lengua de partida. Es un traductor con productos que generan conocimiento, que al integrarse al SIE, le permiten participar en la toma de decisiones y en la resolución de problemas de la empresa. En síntesis, es el traductor quien hace que sus productos apoyen la gestión del conocimiento empresarial.

Así es como el traductor se convierte en un miembro activo de la empresa, en un mediador lingüístico y cultural inteligente, parte esencial del proceso de comunicación organizacional.

El traductor del mundo actual necesita ser parte del entorno empresarial para el cual realiza este tipo de ejercicio, necesitando desarrollar tanto competencias comunicativas, como lingüísticas y culturales muy fuertes, convirtiéndose en un comunicador especializado con manejo en nuevas tecnologías relacionadas con su ejercicio y un alto sentido de compromiso y ética. Todo esto se relacion con las areas de gestion del conocimiento y la comunicación organizacional en los contextos de un mundo globalizado.